LA IMPORTANCIA DEL SILLÍN.

0104 //
01 - 04 - 2016

El sillín de tu bicicleta puede resultar incómodo por dos razones: 1º por una mala colocación (altura, plomada: avance-retroceso) 2º Por no ser la medida de anchura adecuada. Con el sillín adecuado y bien colocado garantizamos el confort y la estabilidad de todo el ciclista además de preservar la salud de la espalda y facilitar un correcto, efectivo y seguro tráking de rodillas, la pelvis debe reposar sobre los isquiones o sobre las protuberancias isquiáticas en una angulación centrada dentro de su rango de movimiento articular. Cualquier inestabilidad pélvica provocará alteraciones en el comportamiento global del ciclista-deportista. Hay diferentes tipos de medidas de sillín tanto de largo como de ancho. La anchura es lo más importante al estar bien colocados el huesos isquiones siendo estos los que tengan contacto con el sillín y así tener un soporte estable de la cadera: sillines de 130mm para distancias entre isquiones entre 70 y 100mm; sillines de 143mm para distancias entre isquiones entre 100 y 130mm; y para distancias entre isquiones de 130 y 160mm usar sillines de 155mm. La mayoría de los casos bastará con saber la distancia entre isquiones para elegir el sillín más adecuado para ti, algunas marcas recomiendan una determinada anchura en función del tipo de bicicleta que usas.